Termas Rosario de la Fontera

Termas Rosario de la Fontera

Las mundialmente famosas aguas termales de  Rosario de la Frontera vienen brindando sus poderes terapéuticos y vigorizantes desde hace más de seis siglos: primero por los antiguos pobladores originarios. Ellos las llamaron Inti Yaco, “Aguas de Sol”, y descubrieron para la posteridad sus poderes terapéuticos y vigorizantes. Después por los colonizadores, y desde el Siglo XIX se convirtieron en un renombrado centro de salud y turismo. En un centro terapéutico fundado por el doctor español Antonio Palau, el éxito fue inmediato y adquirió renombre mundial. Palau fue quien descubrió que estas vertientes ofrecen nueve tipos de aguas termales diferentes, lo que hace de este punto único en su tipo en el mundo. Allí también se instaló el primer casino latinoamericano.

A 170 kilómetros de la ciudad de Salta y 130 de San Miguel de Tucumán, se conjuga el bienestar, la salud, la belleza, el descanso y el esparcimiento. Desde una cascada de aguas que caen a 99°C para llegar abajo, a solo 32°C, que al igual que su otra piscina está  hecha de piedra volcánica, un material refractario que impide el recalentamiento de la superficie por la que caminan los bañistas, y los diferentes circuitos de caminatas, como así también las cabalgatas, el golf, el tenis o la pesca. Todo ello logra que la vitalidad nuevamente aflore en pocos días por los poros, rejuveneciendo la piel.

 

Enviá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>